TEATRO: Una cena ‘maldita’

Disfruta de un espectáculo ‘maldito’ en el Teatro Bodevil de Madrid. Lo pasarás en grande.


9


No es una cena, tampoco un espectáculo, es ambas cosas y ninguna al mismo tiempo. Es una experiencia sensitiva y emocional, donde el espectador no llega a vislumbrar el límite entre lo que ve y lo que saborea, entre lo que oye y lo que siente. En realidad, en el Teatro BoDevil el espectador no es un espectador; es un comensal más, un invitado a participar en “La cena de los Malditos”, la nueva propuestas de ocio y cultura más innovadora y arriesgada de cuantas hayas visto.

Un espectáculo insólito, una historia irrepetible

Los malditos son los proscritos, los hijos de los suburbios del París del siglo XVIII y del Nueva York del siglo XIX. En el vaudeville lo grotesco y la belleza, los bajos fondos y las altas cunas, se mezclaban y divertían juntos; era una explosión de erotismo y desenfreno. Un lugar donde lo diferente y extraño se valoraba y respetaba.

‘La cena de los Malditos’, como cualquier gran ágape que se precie, cuenta con una maestra de ceremonias de excepción, Madame Dissolue, quien, tras años de ostracismo, decide convertir Teatro BoDevil en un lugar único en el mundo. Decimos que es un teatro, aunque en realidad es mucho más: es un refugio, un hogar, un sitio donde el tiempo se ha detenido bajo la influencia de esta mujer de aspecto señorial, visiblemente de otra época, contundente en sus formas, fumadora empedernida, provocadora por naturaleza… ‘Les estábamos esperando, ¡ya pensábamos que no vendrían!’, espeta a sus comensales nada más llegar al escenario una Madame Dissolue interpretada por la genial Beatriz Ros. La formación de la actriz y sus años de trayectoria, la convierten en la imagen perfecta de la nueva Louise Weber o Jane Avril. Ella será quien, a lo largo de una hora y media guíe al espectador, al comensal, por un universo que creíamos plagado de personajes insólitos y olvidados.

6

Junto a ella se ha mantenido durante años, tal vez siglos, su fiel compañero y lacayo (aunque a veces se revele). Mundano y carnal, a veces brusco y hasta zafio, pero lleno de esos rasgos que hacen al hombre humano y no divino. Adam Jezierski interpreta a este Notario que es la reencarnación de Charles Sherwood Stratton, conocido en el vodevil americano como ‘General Tom Thumb’.

Pero en el vodevil, como en ‘La cena de los Malditos’, lo terrenal se mezcla con el más elevado de los sentimiento, el amor. Tras las bambalinas, casi por casualidad, se encuentran Angelina y Gabriel, es el destino, no cabe duda. Gabriel, interpretado por Litus, músico, actor y cantante catalán de larga trayectoria, es el hijo a quien su madre, Madame Dissolue, mantiene atado bajo su peculiar forma de entender la vida; la vida maldita.

La voz de Gabriel y esa canción sacan de su ensimismamiento a una joven que ha permanecido años viviendo sin vivir. Una chica quien, atraída no sabe muy bien por qué, ha ido a cenar esa noche sola al Teatro BoDevil. Un personaje tímido al principio pero cuya impresionante voz y movimientos nos descubren a una Mey Green sofisticada, elegante, vibrantey más sensual que nunca. Entrelazados, además, con esta historia y bajo dirección de Marta Gutiérrez (responsable también del libreto y de las coordinación acrobática del espectáculo) y producción de Víctor Fernández, se van dando cita, no de forma casual pero sí inesperada, personajes salidos del mundo del circo. Un grupo de cuatro intrépidos y arriesgados acróbatas sobrevuelan las cabezas de los comensales llamados por quien ha sido su mejor valedora, Madame Dissolue.

‘La cena de los Malditos’ pretende romper muchos de los límites de las propuestas de ocio y cultura que hemos conocido hasta el momento o ver hasta dónde pueden llegar algunas que ya conocemos. Ni las disciplinas, donde se mezcla teatro, musical, acrobacias y cabaret; ni la distancia con espectador, quien forma parte del espectáculo casi desde el comienzo, permiten que lo previsible y predeterminado formen parte de la esencia de esta obra.

Datos de interés:

  • Lugar: Teatro Bodevil (C/ Calle del General Orgaz, 17, Madrid)
  • Fecha: Hasta el 3o de Mayo de 2015
  • Horarios: iércoles y Jueves 21:30; Viernes y Sábado 22h
  • Venta de entradas: Web y taquilla

10

Anuncios