CRÍTICA: ‘Llámame Ofelia’, una Oda a la libertad

‘Llámame Ofelia’ llegará a la Sala Mayko de Madrid todos los sábados de Noviembre a las 20h.

Por Luna Longoria

 


d79c85_e83a85003ba74c338ccd1125e1910c07~mv2_d_1984_2806_s_2.jpg


 

A veces necesitamos gritar, como si algo se hubiera roto en nuestro interior, como si sintiésemos que no funciona un mecanismo que antes no percibíamos. De repente algo se ha parado, se ha destrozado. Cuando esto ocurre, intentamos adaptarnos a lo que creemos que  debemos ser, alejándonos de lo que somos realmente.  ¿Merece la pena seguir callados?

 

Llámame Ofelia es una transgresora obra que nos demuestra las miserias y luchas de dos personajes, en su afán por sobrevivir a este mundo, según a su propia identidad. Estará en Madrid del 5 al 26 de Noviembre todos los sábados en la sala Mayko. La pieza está escrita, dirigida e interpretada por Javier Reche Garay. Citeyoco ha tenido el placer de reunirse con él en exclusiva  para contarnos algunos detalles más de esta pieza tan especial.

 

Se trata de una obra interactiva, donde el espectador debe ir provisto de una pequeña linterna o la luz del móvil.  El contacto con el público está asegurado: “disfruto en general con el contacto con el público y como va variando la percepción inicial de rechazo o prejuicio a favor de la empatía por el personaje y su historia” nos declara Javier.

 

“Llámame Ofelia” es una pieza teatral que surgió para una posible performance, pero que debido a sus características desembocó en un proyecto teatral muy original. El carácter social de esta obra lo vertebra el personaje de Ofelia, que guarda un paralelismo con la obra shakesperiana de Hamlet.  Sin embargo, Javier tenía claro que no quería tomar a Ofelia como la víctima de su entorno y las circunstancias que el autor inglés plasma en un primer instante, sino que en “llámame Ofelia” presenta la lucha por la libertad, su rebelión contra el sistema establecido y sus decisiones vitales. Podría definirse como una Oda a la libertad.

 

Cuando le preguntamos por lo más importante de esta obra, Javier nos declara: “La aceptación y el respeto. No me gusta el término “tolerancia”. Ofelia es mujer, independientemente de un diagnóstico por disforia de género, independientemente de la clasificación social. El contraste entre biología y género, que considero algo educacional, queda patente en este personaje que consigue liberarse de esa clasificación “oficial”.

Autor, director e intérprete en esta obra, Javier Reche Garay se permite presentarnos con tranquilidad todo aquello que quiere contar fielmente a su idea original.

 

Sobrecogedora y reflexiva. Ofelia  se encuentra enfrentada a la sociedad, a su familia y a las expectativas que han creado para ella desde antes de existir en este mundo.  Es una lucha por la identidad, la honestidad y la reafirmación, donde nos damos cuenta, que el ser humano ha vendido su propia fidelidad, por una imagen en la sociedad y en su entorno más íntimo. Llámame Ofelia no quiere juzgar al espectador, pero sí invitarle a una reflexión.

 

Javier Reche Garay nos invita a cuestionarnos si realmente hemos hecho todo lo posible por posicionarnos en la vida donde nosotros hemos elegido, o si ha sido la vida la que nos ha posicionado a nosotros en este lugar.  Llámame Ofelia es una obra que no deja indiferente, con una trama desgarradora y muy emotiva. Transmite ese esfuerzo a contracorriente,  por ocupar un lugar fiel a uno mismo. Nuestro lugar. Si estás dispuesto a buscarlo, sabes que en la sala Mayko de Madrid, te espera cada sábado de noviembre.

 

Anuncios