ENTREVISTA: Una cita con las ‘Rubias’ (Exclusiva)

“Mira estas tres rubias, aquí hay tres personajes”

Este comentario que hizo Nerea Barrios (directora y escritora de la obra) al ver una foto en Facebook fue el origen de “Rubias”. Ahora, meses más tarde, está divertida comedia llena la Sala Nada cada fin de semana. El trabajo de Lidia Galiana, Laura Marvo, Isabel Bernal y Paul Hernández  se combina con un montaje novedoso que puede tener hasta 49 formas diferentes. Las actrices y el actor de la obra nos hablan de “Rubias”.

 


15220154_673608342819941_293210954561082699_n


1. ¿Qué es “Rubias”?

PAUL: “Rubias” es algo que pasa todos los días, un momento en una reunión de un grupo de amigos. Todo el mundo se puede sentir identificado con las diferentes situaciones que viven los personajes.

LAURA: no hay nada impostado, es todo real. Lo que viven los personajes lo viven de verdad, es como abrir un agujerito en una pared y ver una reunión de amigas.

LIDIA: al final el amor que hay entre estas tres chicas es muy bonito, porque siempre se habla del amor en relación a una pareja y si no tienes pareja estás solo. Aquí hay tres personas con tres situaciones sentimentales distintas y las tres se sienten solas. Sin embargo no lo están, se tienen un cariño y se cuidan. Se quejan de la carencia de cosas que irónicamente y sin darse cuenta las reciben las unas de las otras.

2. ¿Cómo nació “Rubias”?

LAURA: Nosotros terminamos (la formación ) y decidimos que no queríamos quedarnos en casa esperando a que nos llamasen, llamamos a Nerea y le dijimos que queríamos hacer un microteatro.

LIDIA : La idea vino a raíz de un comentario que nos hizo Nerea al ver una foto nuestra en Facebook: “mira estas tres rubias, aquí hay tres personajes”. Al final el microteatro desapareció y se convirtió en esta obra.

PAUL: De hecho en esa foto también estaba yo.

3. ¿Cómo ha sido la creación de los personajes en una obra que aparentemente puede sonar a topicazo?

ISABEL: Nerea pensó en nosotras, en nuestra forma de ser. Yo he de decir que con mi personaje no tengo mucho que ver, pero fui conociéndolo y congeniando con él porque lógicamente yo tengo momentos de esos en mi vida. Ella es la más estereotipada de las tres, la más atolondrada.

LAURA: Yo creo que la clave de no caer en el estereotipo es darle vida a los personajes pensando que son personas de verdad. Estos personajes viven situaciones que te pueden pasar a ti ya seas rubia, morena o pelirroja. Son cosas de la vida cotidiana y lo bonito es que el público empatiza en todo momento, si no es con una, con la otra. De hecho, mucha gente nos pregunta si hay texto o hay parte improvisada porque es todo muy natural.

PAUL: Mi trabajo es distinto,  las rubias son ellas. Como  mi personaje interactúa con el público, los ensayos han sido un poco diferentes porque al no haber espectadores, no era igual. Estoy descubriendo más a mi personaje según van pasando las funciones y en función del tipo de público que venga.

 

La clave de no caer en el estereotipo es darle vida a los personajes pensando que son personas de verdad.

 

15137443_673953649452077_8484555870728923195_o

4. ¿Cuál ha sido el mayor reto en esta obra?

LAURA : Sin duda alguna: el texto. Al principio, cuando Nerea nos contó la idea que había tenido, era una locura, no nos enterábamos de nada. Es complicado para estudiar hasta que te organizas todo en tu mente.

LIDIA: Cuando nos mandó una primera versión del guión no había nada emparejado, empezamos a hacer un árbol genealógico en el bar donde habíamos quedado que era una locura, puras matemáticas.  Al final, cuando ya estaba todo organizado, llegabas a casa y decías: “pero, ¿Qué es esto? ¿Cómo me lo estudio? . También es complicado el raccord emocional, porque son cambios constantes.

ISABEL: Sí, a parte del texto, que fue una locura, entender a cada personaje yo creo que también nos ha costado. A mi, por ejemplo, me costó mucho pensar que mi personaje no era tonta y no juzgarle.

PAUL: Todos teníamos en mente cómo queríamos que fuese mi personaje, pero no aparecía del todo. Salían pinceladas, pasaban los días y Nerea y yo nos desesperábamos porque no sabíamos qué pasaba. Como mi interacción es con el público más  que con  ellas, para mi era importante estrenar. Además la idea de mi personaje en un principio era diferente. A mi me cambiaba el guión día sí y día también, pero al final salió bien.

5. Esta obra supone también un trabajo de generosidad porque os habéis tenido que enfrentar a vosotras mismas: a los aspectos que más os gustan, pero también a los que menos…

LIDIA: Además nos pasó un poco a todas. Mi personaje al principio me cayó mal. Yo la podía entender, pero como es demasiado madre y “cortarrollos” desde fuera, al comienzo de los ensayos trabajamos por encima porque profundizar mucho era como admitir que esa persona tiene mucho que ver contigo. En algunos momentos era no querer admitir ciertas cosas que ocurren, pero luego era al revés,  cuando las conoces, las quieres y las defiendes a muerte.

6. ¿Cómo subisteis al escenario el día del estreno?

PAUL: Yo flipé el primer día en la primera votación porque sabía todo lo que la gente tenía que hacer pero en los ensayos me votaban ellas y nunca llegaba a contar porque no había gente. Pero el primer día,  cuando levantaron todos, pensé : “¿Por dónde empiezo y qué hago?”. Pero esos momentos los disfruto, porque depende de cómo me desenvuelva yo.

LAURA: Yo tenía mucho miedo el día del estreno a que dijeran “rojo” y no saber por dónde seguir, aunque confiaba plenamente en mis compañeros, pero el miedo siempre está ahí.

LIDIA: Yo en la segunda y en la tercera función me sentía un poco igual que en la primera, ahora ya podemos relajarnos más. Has trabajado junto a este equipo todos los días y todo el rato durante dos meses y de repente, en un día,  te crees que no tienes nada en tu cabeza. Pero cuando estás en el escenario sabes que tienes que dar el 100% y se activa algo, todo lo que pensabas que habías perdido en un solo día aparece.

Banner4.jpg

7. ¿Qué es lo que más habéis disfrutado en la creación de esta obra?

LIDIA: Una cosa es leer el guión y otra cosa es hacerlo. Cuando hemos tenido que poner en pie las situaciones más “top” y más físicas Nerea, al principio, se volvía loca y nos reíamos a carcajada limpia.

LAURA: Aunque ya nos conocemos, hemos jugado mucho para sacar esa relación de amistad que tienen las tres. Nos hemos divertido, íbamos encontrando cosas que funcionaban en la relación de los personajes, también te vas encontrando a ti misma y a tu personaje. Yo creo que eso era lo más bonito de los ensayos, nos hemos apoyado mucho y eso, en escena, yo creo que se nota.

PAUL: También hemos hecho mucha piña, ya nos conocíamos y nos queríamos de antes pero estar todos los días juntos durante dos meses une mucho. Además a mi lo que más me gusta de mi personaje es que cada día puede ser diferente, según que público haya.

8. ¿Qué habéis aprendido con este proyecto?

LAURA: Yo he aprendido que con ilusión, con esfuerzo y con trabajo se puede conseguir lo que tú quieras.

LIDIA: Suena a topicazo pero es verdad. Estas cosas se oyen todo el rato pero hasta que no lo vives, no lo entiendes.

PAUL: A confiar en uno mismo y en los demás. Ha sido un trabajo de días y días, también confianza en que va a salir.

ISABEL: Y paciencia, porque este es un proyecto bastante difícil y la paciencia ha sido definitoria.

9. Paul, ¿Qué pensaste cuando te presentaron el proyecto?

PAUL: Yo llegué más tarde y además fue gracioso porque yo hablaba con Lidia y Laura y sabía que me estaban ocultando algo, no sabía que estaba pasando. Luego me llamó Nerea y me lo contó todo.

LIDIA: Nosotras pensamos en Paul y Nerea también, pero al principio nos dijo que le dijéramos nada hasta que no lo tuviera todo claro. El sabía que nosotras quedábamos con Nerea y un día se mosqueó mucho. Mientras tanto nosotras por detrás pidiéndole a Nerea que nos dejará decirle algo.

Banner 1 .jpg

Entre nosotros se ha creado un aura de “esto es posible” y “va a ser” mucho más fuerte que la idea de “es muy dificil”

 

10. ¿Qué es un drama rubio?

ISABEL: Un drama rubio es un drama norma al pero mucho más divertido. Las tres somos rubias y las tres nos reímos de las rubias, nos reímos de nosotras y no pasa nada. No es un prejuicio contra las rubias pero hay ciertos estereotipos que son muy divertidos.

LIDIA: En realidad la obra solo se llama “Rubias” porque las tres somos rubias, es una manera de contar cosas que nos pasan a las mujeres. No es que las mujeres seamos de una manera y los hombres sean de otra, pero entre nosotras nos entendemos y cuando nos juntamos a hablar se crea un universo que hace que el público se ría porque lo entiende. Son cosas que nos pasan y de las que nos reímos.

LAURA: Sí y no sólo se ríen las mujeres. Teníamos la duda de si le iba a gustar a todo el mundo porque igual había hombres que se aburría y para nada.

 

11. ¿Cómo estáis viviendo este momento?

ISABEL: Yo estoy alucinando porque por mucho que pienses que esto va a salir, tienes una sensación muy extraña cuando sale. Por un lado te sorprendes y por otro piensas que estaba clarísimo que iba a salir. Entonces llegar a una sala como esta, ver que la gente responde y que llenamos todos los días,  para mi es una sensación muy grande.

LAURA: Esto está siendo increíbles,  no lo esperábamos,  por un lado quieres que esto sea así,  que tenga éxito y le guste a la gente, pero en el fondo tienes la duda de “¿y si no gusta?”. Además que no es nada fácil llenar cuando no eres una cara conocida. Al final, si no tienes trabajo, te lo inventas.

LIDIA: Es un sueño, las personas que nos han rodeado en nuestros años de formación nos han insistido en que no es fácil vivir de esto y que hay que asumir muchas cosas. Eso está muy bien porque es verdad, pero algo muy bueno que se ha creado en este grupo y, sobre todo por nuestra directora, es que en nuestra cabeza solo cabía una cosa y todo lo negativo que nos rodea ya llegará pero ahora no. Entre nosotros se ha creado un aura de “esto es posible” y “va a ser” mucho más fuerte que la idea de “es muy difícil”.

PAUL: Sí fuera fácil no tendría gracia, podría hacerlo cualquiera.

Nerea Barrios ha guiado la iniciativa, el trabajo y el talento de Laura, Lidia, Isabel y Paul y el resultado es una comedia especial. Después de hablar con ellos no hay duda de que ‘Rubias’es algo más que una obra de teatro. Viernes y sábados en la Sala Nada.

Anuncios