ENTREVISTA: Alberto Velasco vuelve al Matadero con “Danzad malditos”

Por tercera vez consecutiva “Danzad malditos” vuelve al Matadero de Madrid tras una gira por España. Este trabajo es el resultado del esfuerzo y la ilusión de un grupo de actores y actrices que, bajo la dirección de Alberto Velasco, luchan cada día para poder vivir de las Artes Escénicas en España. Hemos hablado con el director sobre la gira y el regreso de este proyecto que tantos éxitos ha cosechado.

 


danzad-malditos-7.jpg


¿Cómo se presenta la vuelta al Matadero?
Más nervioso que nunca, ¿te lo puedes creer? Hemos estado en el Frinje (Festival de Artes Escénicas), agotados entradas y el éxito fue muy grande. Al haber tenido tanto éxito me da miedo que el público nos abandone o que ya no guste. Se dice que cuanto más sabes, más ignorante eres  y es un poco lo mismo. Tengo más confianza pero a la vez tengo más responsabilidad. El espectáculo tiene que estar en su mejor forma para que la gente que vaya a verlo se emocione como la primera vez.

¿Algún recuerdo especial de la gira?
Me quedo con el público de cada sitio al que hemos ido. Cuando salimos de gira teníamos también miedo porque Madrid había funcionado y quizá esté más acostumbrado a este tipo de espectáculos, pero no sabíamos que iba a pasar en Badajoz o en Málaga, por ejemplo. El público ha respondido llenando los teatros, poniéndose de pie incluso en mitad de la función y empatando mucho con lo que sucede en escena. Todos estos públicos ponían los pelos de punta, nadie miraba el móvil y eso es muy grande.

¿Os queda algún sitio por visitar dentro de la gira?
Sí, nos queda Torrelavega , Vitoria, San Sebastián, Santander y hay algunas funciones que siguen saliendo todavía.

 

Una vez dijiste que ves danza en todas partes, ¿Qué hace falta para ser un buen bailarín o una buena bailarina?
La técnica del bailarín es muy importante porque es muy precisa, pero hay muchas técnicas en el mundo. Hay muchos tipos de baile distintos pero, del que quieras ser, fórmate.  Luego hay que tener una percepción muy especial y verdadera del movimiento porque lo ves en todas partes. Yo veo a la gente cruzando un semáforo, están esperando la marca para cruzar y cada uno/a lo cruza con movimientos distintos y a una velocidad diferente. Cuando se graba desde arriba a cámara rápida,  parece que están bailando.

Dadas las circunstancias, ¿Esta forma de sacar adelante un proyecto es la única forma?
Sí, o te juntas con gente que tenga el mismo propósito que tu y lo sacas adelante, o si no es muy difícil que un teatro público te de hueco y que te lo produzca es ya surrealista.

¿Cuál es la esencia de tu trabajo?
Yo creo que con todo lo que hago nunca he perdido de vista dónde estoy. Es un punto de vista contemporáneo de lo que vivimos en la sociedad. No miro hacia atrás, tampoco miro hacia adelante, intento ver qué es lo que me une con mis contemporáneos. Decir “actual” me da miedo, porque no es un trabajo político ni nada parecido. Es un teatro emocional sobre todo, que conecta las emociones de los actores contemporáneos.

 

Hago un teatro emocional que conecta las emociones de los actores contemporáneos.

dm3.jpg

¿Crees en la suerte?
Sí, algo hay, ¿Por qué a mi sí y a ti no si llevamos trabajando el mismo tiempo y hemos luchado lo mismo? Algún factor hay para estar en el momento oportuno y en el sitio oportuno. Es verdad que en cuantos más sitios estés, con más gente estés y más cosas hagas, más oportunidades tendrás de tener suerte. Pero hay un factor suerte que existe.

 

¿Tú has tenido ese factor suerte?
Sí,  sería deshonesto por mi parte decir que no. Yo he trabajado un montón pero en la calle hay muchísimos actores que han trabajado muchísimo más que yo y no han tenido las oportunidades que yo he estado tenido.

En relación al tema del boicot a Trueba, ¿Qué piensas del público español?
A veces somos todos un poco borregos, allá donde va uno, van todos. No he visto “La reina de España” y las declaraciones de Trueba hay que verlas en su contexto. En vez de escuchar esa frase como quieren que la escuches, te puedes meter en la web, escuchar las declaraciones enteras y entender por qué dice esa frase. Todo, sacado de contexto, puede decir incluso la cosa contraria. No podemos ser tan borregos de creernos lo que alguien nos dice, hay que ir a investigar para tener una idea consolidada sobre lo que quieres pensar. Me da pena porque muchas veces nos privados de ver cosas maravillosas solo por el hecho de que alguien dice que no vayamos a verlas, hay que ir y crear nuestra propia opinión.

¿Crees que los medios de comunicación ayudan o entorpecen?
Entorpecen porque son muy segmentarios, direccional mucho el pensamiento de la gente. Las opiniones, muchas veces, están dirigidas hacia un sitio determinado pero el teatro nos hace libres, hace que tengamos una capacidad crítica de visión y de entendimiento del universo. Esto es peligroso porque nos hace más poderosos y lo que interesa es que seamos borregos.

 

 

El teatro nos hace libres, hace que tengamos una capacidad crítica de visión.

¿Cuál ha sido el mayor reto en tu carrera?
Me enfrentó a retos cada día  y, para mi, estar aquí por tercera vez consecutiva es un reto enorme. Subirme a las tablas de “Numancia” después de la crítica de Javier Millán fue un reto enorme porque estaba aterrorizado. Hizo de mi, por primera vez en mi carrera, un ser vulnerable. Otro reto ha sido hacer “Vis a vis” que es un formato que no controlaba. Me encantan los retos porque aprendes un montón. Yo solo elijo proyectos que me de miedo hacer porque eso significa que voy a aprender mucho y que voy a dar lo mejor de mi mismo.

¿Qué piensas de las malas críticas?
 Con respeto bienvenido sea todo porque no a todo el mundo tiene que gustarle mi trabajo ni pretendo que así sea. Pero siempre con respeto porque la falta de respeto hace daño y además te pone en un sitio muy bajo de la condición humana. Yo he recibido críticas malí simas por mi trabajo que he entendido y críticas buenísimas que no he llegado a entender. Las críticas me han hecho tener claro lo importante de cada uno de ellas.

 

¿Cuál es la canción que más te gusta “danzar”?
Ahora mismo me encanta “Mira como vuelo” de Miss Caffeína. La pongo en los calentamientos y me vuelvo loco. De hecho he e trabajado con ellos hace un mes porque me llamó Alberto (Alberto Jiménez) para hacer la coreografía de “Ácido ”.

 

 

 
Resulta paradójico que tanto éxito provoque miedo, quizá esa sea parte de la esencia del trabajo de Alberto Velasco, una cualidad propia de un gran creador. “Danzad malditos” estará en la sala Máx Aub del Matadero desde el 21 de diciembre de 2016 hasta el 15 de enero de 2017.

 

Datos de interés:

  • Lugar: Naves del Español – Sala Max Aub (Paseo de la Chopera 14, Madrid )
  • Fechas: Del 21 de diciembre de 2016 al 15 de enero de 2017
  • Horarios: De martes a sábado a las 20.30h y domingos a las 19.30h.
  • Venta de entradas: Web y taquilla
Anuncios