ENTREVISTA: Jorge Astyaro “Cosas sorprendentes suceden cuando usamos la imaginación”

Hemos tenido la oportunidad de hablar con Jorge Astyaro, un gran mentalista e hipnotista que nos ha contado los secretos de la mente y nos ha desmontado los mitos de la hipnosis. Actualmente está en el Teatro Lara con el show de Los Hipnonautas y en los teatros Luchana con Hipnomancia. Y en exclusiva nos cuenta que vuelve su espectáculo más picante, Hypnotic Cabaret.


img_8014


 

 

  1. En primer lugar, cuéntanos un poco, ¿cómo definirías Hipnomancia, para que todo el que nos lea sepa en qué consiste el show?

Hipnomancia, como dice su nombre, es el arte de interpretar los sueños. La base conductual del show son los sueños y nuestra mente inconsciente. Los sueños son la manifestación más fuerte que tenemos de nuestro inconsciente, es como se manifiesta, a través de imágenes y metáforas. Yo lo que quiero con este show es demostrar cómo, a la hora de contactar con esa parte inconsciente, confiar en nuestra intuición, entrar en esos estados receptivos de trance y sugestión, podemos hacer cosas sorprendentes como leer los pensamientos, influir en una persona y utilizar esa intuición aunque no sea de una manera racional. Y con este show busco que las personas que vienen, puedan experimentar esas cosas tan sorprendentes que suceden cuando nos atrevemos a entrar en el mundo de la imaginación.

 

 

  1. Crees que hacer un show de éstas características es más difícil cuando se hace en directo y tan cerca del espectador? Es más, ¿alguna vez te ha salido mal?

Yo trabajo con la participación del público, hablamos de un 90% del show, entonces yo tengo que enfrentarme a esa posibilidad de que las cosas no funcionen, claro. Sí, durante mi carrera ha habido momentos en los que algunas experiencias que intento no funcionan exactamente como a mí me gustaría que sucedieran, así que después pienso que es lo que puede haber salido mal, para trabajarlo y mejorarlo. Pero es parte de la emoción de hacer este tipo de espectáculos en directo, hay quienes entran mucho mejor en esos estados de trance, se dejan llevar y lo viven y otras personas que se bloquean más, entonces yo trato de elegir a esas personas que creo que van a tener esa predisposición, pero también es importante que la gente no vaya a pensar que son ganchos, que los elijo por algo en particular, así que me gusta incluir un pequeño juego de aleatoriedad con unas pelotas que lanzo al público, pero sí, claro, hay veces que han salido mal, es parte del show. Poco a poco también aprendes ciertas salidas con las que salir algo más airoso de esos errores. (risas)

 

 

  1. Estamos acostumbrados a ver programas en televisión, magos que revelan sus secretos, ilusionistas… Crees que éste tipo de programas (y películas) han hecho que veamos el mentalismo como algo mágico y confundamos los términos?

Sobre todo han hecho que la gente no se lo crea. Un programa de televisión tiene sus ventajas y desventajas. Una ventaja es que llegas a mucha gente, que tienes ciertas posibilidades y recursos diferentes, pero la desventaja es que resulta poco creíble, especialmente cuando hablamos de hipnosis. Cuando tu haces una demostración de hipnosis en televisión, todo el mundo piensa que esa persona está preparada, porque no ves todo el proceso. A diferencia de la televisión, cuando haces un espectáculo en directo, la gente está viendo absolutamente todo, desde que elijo a los voluntarios, los voy induciendo, van viendo que hay personas que responden bien, otras que no, personas a las que yo les pido que vuelvan a su sitio porque no están respondiendo correctamente pero es parte del trance, es imposible hipnotizar a cualquiera. En televisión, si no se trabaja de manera correcta, se ve tan exagerado que la mayoría de las cosas parecen falsas. Y eso a veces hace más daño que bien. Se puede hacer un buen programa, pero es necesario mostrar el proceso entero de una manera entretenida. Y también mostrar los fallos, que a veces no funciona, porque sino es imposible que la gente se lo crea.

 

 

  1. ¿Cómo definirías el mentalismo? ¿Y la hipnosis?

El mentalismo es una rama más cercana al ilusionismo tradicional, donde tú utilizas técnicas psicológicas de presentación, de trabajo con la gente, cómo vas envolviendo en la experiencia para crear sensaciones de poderes mentales. Hay una parte muy psicológica, donde juega un papel importante la sugestión, la expectativa, la tensión. Y además hay ciertas técnicas basadas en esa psicología pero que no se revelan para no arruinar la experiencia. No son trucos en sí, sino técnicas secretas.

La hipnosis teatral y la hipnosis en general es una técnica psicológica real de sugestión en la que tu logras que ciertas personas se disocien de su realidad cotidiana y vivan esas situaciones que les estás proponiendo a través de su imaginación creando alucinaciones auditivas, sensoriales, visuales, que se queden pegados en una silla, que sientan que van en una montaña rusa, que vuelvan a la infancia y se comporten como niños…Puedes hacer cosas maravillosas porque nuestra imaginación no tiene límites.

 

 

  1. ¿Y qué aplicaciones pueden tener ambas en la vida diaria?

La hipnosis tiene aplicaciones clínicas, quitar hábitos, como el fumar, ayudar a poder hablar en público… Es una herramienta maravillosa. Tiene un potencial que yo empecé a trabajar y a estudiar, para poder ayudar a personas con ciertos problemas que no sean problemas psicológicos profundos sino cotidianos.

El mentalismo se puede utilizar para enseñar a personas a tener mejor comunicación, por ejemplo para comerciales. Les enseñas formas de concentrar la atención y mantenerla, aprender a interpretar las señales que te puede dar la persona con la que hablas sin darse cuenta, cómo crear una conexión con otra persona de una manera rápida y que se sienta en confianza contigo. Realmente ésto es bueno para cualquier persona que tenga algo que ver con la comunicación en sí.

 

 

img_8024

 

 

  1. Tienes también ahora mismo el show de Los hypnonautas en el Teatro Lara, funcionando muy bien, si no me equivoco. Cuéntanos, ¿en qué se parecen y en qué se diferencian?

Hipnomancia tiene algo de hipnosis, pero no al 100%, hablo más del subconsciente, los sueños, las señales no verbales… En Hipnonautas busco las experiencias más contundentes de hipnosis pura en los voluntarios que participan

 

 

  1. Son espectáculos con mucha participación del público, voluntarios, por supuesto. ¿Crees que el hecho de hacer que la gente lo experimente y pueda participar es fundamental a la hora de entender lo que es la hipnosis?

Por supuesto. A mí me encantaría que todo el mundo pudiera experimentarlo de una manera u otra. Por eso también trato de hacer ejercicios en los que involucro a la mayor cantidad de gente posible. Lamentablemente hay personas que no lo experimentan, pero hay otra opción, y es que, lo que vea, le sorprenda. Que la reacción de la persona que lo está viviendo sea tan espontánea que la persona que lo ve, no tenga duda de que es real, que no es un actor o alguien siguiendo el juego. Así podrá involucrarse gracias a lo que se llaman neuronas espejo. Cuando vemos algo, lo sentimos de la misma manera. Si es real para esa persona, también lo verás real. Por supuesto siempre es mejor hacerlo tú mismo

 

 

  1. Evidentemente tú eres un gran profesional de la hipnosis, pero hasta cierto punto, ¿crees que cualquier persona que utilice su imaginación puede conseguir autosugestionarse y lograr esa relajación que tú transmites en tu show?

Sí. Hay técnicas de autohipnosis que se pueden aprender. En mi opinión es más fácil que alguien te guíe, porque de esa manera tu desconectas esa parte más racional y te dejas guiar realmente. Es como cuando te llevan a algún sitio, no prestas atención y disfrutas del viaje. Pues ésto es igual, te dejas guiar y lo disfrutas más. Cuando te auto hipnotizas es inevitable meter una parte más racional, entonces la experiencia cuesta algo más. No vas a experimentar cosas tan contundentes porque nadie te está dando una sugestión directa, no vas a llegar a esa incongruencia de que te digan que estás pegado a la silla y no te puedas levantar. Puedes llegar a sentir los párpados pegados, pero sabes de alguna manera que tú mismo te lo estás produciendo, así que hay una parte donde no es tan impactante. Pero funciona, cuanto más se practica, mejor lo haces. Es como la meditación, una técnica que aprendes y al final lo sacas.

 

 

  1. Voy a leerte unas frases, mitos sobre la hipnosis. ¿Qué te parece si nos aclaras la realidad?

 

  • Cuando alguien te hipnotiza puede hacer contigo lo que quiera, te guste o no

 

Totalmente falso, claro. Siempre hay una parte tuya que está alerta a situaciones peligrosas, incómodas, que no quieres hacer. Es como cuando vas conduciendo y no te enteras muy bien de por donde vas porque vas en tu mundo, pero si hubiera una emergencia, una situación en la que podrías tener un accidente, toda tu atención se centra en esa situación de peligro para que tú puedas reaccionar. Lo mismo sucede en la hipnosis, no te anula la voluntad. No vas a hacer nunca nada que vaya en contra de tus principios ni de tu moral. Por eso yo digo que cuantos menos principios y moral tengas, más divertidas son las experiencias (risas) Pero realmente si tu le propones algo a alguien que le molesta o le incomoda, simplemente deja de responder. Puede haber un proceso sugestivo y de lavado de cerebro pero a muy largo plazo. Ésto se da en las sectas, pero es a muy largo plazo, donde lo que hacen es reescribir nuestras creencias o reprogramarlas de una manera muy continua, directa y agresiva donde tú te crees algo en lo que no creías. Pero en un espectáculo hipnótico, eso es imposible. Si así fuera, yo estaría en el Caribe, en una isla que fuera mía y con un yate, y no lo estoy (risas)

 

  • El hipnotista te controla la mente porque estás como inconsciente

 

Otro mito, claro, porque no pierdes la consciencia nunca. Lo que pasa es que estás en un estado diferente. No estás en un estado de vigilia donde analizas todo, sino en un estado más focalizado. Es como cuando estás con el móvil y no prestas atención a lo que te rodea, no pierdes la consciencia, pero no estás siendo consciente de todo en todo momento. Entramos en estados automáticos más a menudo de lo que nos damos cuenta, pero no perdemos la consciencia. Se distrae, se diluye, pero no se pierde.

 

 

  • Sólo la gente sugestionable o manipulable puede ser hipnotizada

 

¡Otra mentira terrible! Hay un porcentaje de personas que entra muy profundo en un estado de trance, y yo me he dado cuenta de que son personas con buena predisposición de participación, que tienen una actitud echada para adelante sin miedo a probar cosas nuevas. Generalmente son personas muy imaginativas, creativas y con buena capacidad de concentración. Son características que yo he visto en ese porcentaje de personas. Hay otros que son un poquito más cerrados, con algo de miedo por estos mitos y se bloquean. Pero no tiene nada que ver con ser personas manipulables o no.

 

 

  • Cuando te hipnotizan puedes recordar hechos de tu infancia con total claridad

 

Sí y no. Cuando estás más concentrado y en un estado más intuitivo, accedes más fácilmente a información de tu inconsciente. Es como cuando pierdes las llaves de tu casa. Cuanto más agobiado estés buscándolas y más consciente de que las necesitas, menos las encuentras. En cambio cuando te distraes y piensas en otra cosa, de pronto te acuerdas de dónde las dejaste. Los recuerdos no son grabaciones de tus vivencias. Están formados por emociones, sentimientos que cuando los recordamos, tenemos que volverlos a juntar. Y muchas veces al juntarlos no son tan reales como creemos. Por eso cuando dos personas ven un accidente, a menudo los testimonios no coinciden del todo. Cuando estás en trance, puedes acceder más fácilmente y recordar más detalles de los que recordarías de manera consciente. Cuando haces lo que se llama una regresión, haces que la persona vuelva a ese momento y tenga la sensación de revivirlo. Y pueden recordar detalles, que a veces no importa tanto si realmente sucedieron o no, sino cómo la sensación de ese recuerdo afecta a esa persona. Si tu lo trabajas dentro de ese trance y lo reestructuras, tiene un efecto positivo. Pero no necesariamente recuerdas el hecho como sucedió exactamente. Así que realmente ésta frase no es tan mito. Es matizable, pero tiene parte de verdad.

 

 

  • Si el hipnotista no te despierta te quedas así para siempre y puede hipnotizarte otra vez cuando quiera y donde quiera

 

¡Ojala! (risas) Esto es como quien dice: me voy a dormir y no me voy a despertar. A ver, puede pasar, pero lo más lógico es que no, que te vas a despertar. Pues lo mismo con ésto. Si tú entras en estado de trance y el hipnotizador se va, esa persona, cuando intuya que ya no le estás dando sugestión, una de dos: o está tan relajado que se queda dormido o de repente abre los ojos y se pregunta dónde está el hipnotizador. De hecho, es difícil mantener el estado de hipnosis, hay que estar constantemente profundizando porque sino se sale la gente de manera natural. ¿Es cierto que es más fácil hipnotizar a una persona que ya ha sido hipnotizada? Sí, eso es verdad, porque la persona ya aprendió, y si esa persona está a gusto contigo es probable que la siguiente vez que te vea o que haga otra sesión contigo, entre más fácil.

 

img_8011

 

 

  1. Hemos podido disfrutar de ambos shows y tenemos que decir que, evidentemente, has encontrado la clave para hacer que funcionen. Espectáculos cercanos, divertidos y sobre todo que ayudan a entender la realidad de ésta ciencia. Cuéntanos, ¿cuál es tu secreto?

¡Hipnotizar a los directores de los teatros, claro! (risas) Yo creo que la fórmula es, por una parte, la pasión. Yo siempre he estado apasionado por estar en los escenarios, el espectáculo en sí. Estudié ingeniería pero llegó un momento en el que me dije que tenía que intentarlo, que no podía dejarlo pasar.Así que la pasión es fundamental. Siempre tienes tus dudas, momentos más difíciles, sobre todo cuando empiezas. Y eso lleva a la constancia, claro. Yo he tenido la ventaja de encontrar un producto que poca gente hace, así que si lo haces bien, es algo en lo que puedes sobresalir. Pero sin constancia es imposible. Y el tercer secreto es tener una Mayte. (Mayte Castillo, compañera de escena y productora de los espectáculos) Mayte ha creído mucho en mi trabajo desde el principio, he sentido por su parte un apoyo espectacular, pero además me ha enseñado las herramientas del teatro que yo no tenía. Ella me ayuda mucho a dirigirme, toda la parte escénica, el trabajo con el público… Todo lo relativo a la parte teatral y la parte de producción. El tándem que hemos logrado hacer a mí me ha permitido delegar ciertas cosas que me quitaban tiempo para hacer otras cosas y Mayte las hace muy bien, así que en ese sentido es maravilloso.

 

 

 

  1. Y además de Hipnomancia y Los Hipnonautas, estamos convencidos de que hay mucho más por descubrir de Jorge Astyaro, ¿nos puedes contar algo?

Tenemos otro espectáculo que se llama Hypnotic Cabaret, que es el espectáculo más picante y para adultos que tenemos. Es un espectáculo que nació de la mente de Mayte, porque ella ha hecho cursos de cabaret y yo tenía ganas de hacer un espectáculo erótico. Así que surgió de la mezcla de las dos ideas, donde metemos a la gente en hipnosis para experimentar sensaciones de placer y experimentar y explorar en esa dirección. Volveremos con él en Julio, os contaremos cuando sepamos más detalles.

 

 

 

 

¿Puedes mandar un saludo para los lectores de Citeyoco?

¡Claro! Bueno, pues para todos los amigos de Citeyoco, todos los que siguen a éstas maravillosas chicas que hacen una labor fantástica de promover el teatro, quiero mandarles un saludo y quiero invitarlos a que vengan a ver los espectáculos de hipnosis, Los hipnonautas, en el Teatro Lara, Hipnomancia, en los teatros Luchana y próximamente Hypnotic Cabaret. Y sobre todo que vengan a explorar esa maravillosa herramienta que tenemos en nuestra cabecita que es nuestra mente. Así que os esperamos para descubrir los secretos del subconsciente.

 

 

 

 

 

¿Dónde puedes verle?

 

IMG_8573.JPG

Los Hipnonautas

  • Lugar: Teatro Lara (Calle Corredera Baja de San Pablo, 15, 28004 Madrid)
  • Fechas: 23 y 30 de Enero; 6 y 20 de febrero
  • Horario: 20h
  • Venta de entradas: Web, Entradasymás, Atrápalo, Ticketea  taquilla Teatro Lara

 

 

 

 

img_8575

 

Hipnomancia

  • Lugar: Teatros Luchana (Calle de Luchana, 38, Madrid)
  • Fechas y horarios: Sábados 21 y 28 – 21:15
  • Venta de entradas: Web, atrápalo, taquilla (Calle de Luchana, 38, Madrid)

 

 

 

 

Hypnotic Cabaret (Próximamente)

img_8578

 

 

Síguele en:   Twitter (@Astyaro)  ;  Facebook (Jorge Astyaro) ;  Youtube (Jorge Astyaro)

+ info: http://www.astyaro.com/

 

 

 

Anuncios