CRÍTICA: ‘La madre que me parió’: una boda con perspectiva/s

la-madre-que-me-pario_05


¿Qué sucede cuando momentos después de dar el “sí quiero” la novia se da cuenta de que ha cometido un error? Woody Allen dijo una vez que “algunos matrimonios acaban bien, otros duran toda la vida”, después de ver “La madre que me parió”, comedia que se estrenó el pasado 18 de enero en el Teatro Fígaro, me vino esta frase a la cabeza. La obra está  ideada y protagonizada por mujeres, y cuenta con un reparto de lujo. Sobre el texto escrito por Ana Rivas y Helena Morales, Gabriel Olivares  (director de obras como “Burundanga” o “ El secuestro”) ha dirigido esta comedia que estará en cartel hasta marzo.

Justo después de celebrarse la ceremonia, Daniela  se arrepiente de haberse casado. Tres amigas suyas de toda la vida le ayudarán a encontrar una solución, labor a la que acabarán sumándose sus respectivas madres. En este contexto, el alcohol, la sinceridad y las relaciones madre-hija impregnan el aire del baño del hotel donde está teniendo lugar el convite. Dos generaciones dentro y fuera del escenario que viven situaciones absolutamente reconocibles por el público. “La madre que me parió” se enmarca en la típica boda a la que todos hemos asistido alguna vez, esa en la que cada invitado tiene un roll diferente y donde la música viaja a través de las décadas.

El elenco está formado por siete actrices y un actor, cada una de ellas, y el,  tiene un estilo propio sobre el escenario que el director ha respetado y es el motor que intensifica las situaciones más divertidas. Marisol Ayuso, Aurora Sánchez  y Juana Cordero, con gran presencia, encarnan a tres madres muy diferentes, como también lo son sus hijas en la piel de Esperanza Pedreño, Paula Prendes y Natalia Hernández. La belleza de la sencillez tiene su mayor exponente en Ana Villa, actriz protagonista de la obra. A ellas se suma el actor Diego París, que realiza apariciones estelares y acaba uniéndose  a los conflictos que se producen en un espacio constante. Bajo la dirección de Gabriel Olivares , los personajes crean un mundo desde el cuarto de baño y el resultado está cargado de humor y música.

Con el paso del tiempo hay muchas hijas que terminan pareciéndose a sus madres pero estas relaciones pueden ser muy diferentes, aunque tengan  características comunes.  Situaciones cotidianas con cierto aire extravagante son la esencia de “La madre que me parió”, de miércoles a viernes a las 20:00h, sábados a las 19:00h y 21:00h y domingos a las 18:00h en el Teatro Fígaro.

 

Consigue tus entradas con el Clubymás

 

Datos de interés:

  • Lugar: Teatro Fígaro (Calle Doctor Cortezo, 5 – Madrid)
  • Fecha: A partir del 18 de enero 2017
  • Horario: Miércoles a viernes 20:00 h. Sábados 19 y 21:00 h. Domingos 18:00 horas
  • Venta de entradas: entradas.com, atrápalo, ticketea, El corte inglés, Ticketmaster, Smedia y taquilla (Calle Doctor Cortezo, 5 – Madrid)

Nacho Peña

Anuncios