CRÍTICA: El clásico más emblemático se acerca a nuestra realidad

De: William Shakespeare Dirección y versión: Miguel del Arco Ayudante de dirección: Aitor Tejada Reparto: Israel Elejalde, Ángela Cremonte, Cristóbal Suárez, José Luis Martínez, Daniel Freire, Jorge Kent y Ana Wagener. Escenografía: Eduardo Moreno Iluminación: Juanjo Llorens Sonido: Sandra Vicente (Studio 340) Música: Arnau Vilà Vídeo: Joan Rodón Vestuario: Ana López Maestro de esgrima: Jesús Esperanza Lucha escénica: Kike Inchausti Dirección de producción: Aitor Tejada Producción ejecutiva: Jordi Buxó Ayudante de producción: Pablo Ramos Ayudante de escenografía: Lorena Puerto Ayudante de vídeo: Natalia Moreno Ayudante de vestuario: Beatriz Robledo Coordinación técnica: Pau Fullana Regiduría: Léa Béguin Técnico de luces: Nacho Vargas Técnico de sonido: Enrique Calvo Maquinista: Javier Iglesias Producción en gira: Pedro Forero Administración: Santiago del Arco Una producción de: la Compañía Nacional de Teatro Clásico y Kamikaze Producciones


hamlet-ceferino-lopez_7


Si existe un clásico internacional que ha sobrevivido al paso de los siglos, se trata sin duda de Hamlet. Los versos del joven príncipe de Dinamarca se han cruzado por nuestra mente en más de una ocasión. El mítico “ser o no ser”, la calavera, la locura y los sueños que Shakespeare plasmó en el papel, se han levantado sobre los mejores escenarios del mundo. Y sin duda alguna, cada vez que se representa, las expectativas son altas y la comparación, inevitable.

Miguel del Arco, director de esta versión que vuelve a Madrid en el Teatro Kamikaze, ha cogido esa expectación y lo ha transformado en una auténtica obra de arte. Con un texto maravillosamente clásico y una versión maravillosamente cercana. Las palabras, los sucesos, las reflexiones siguen siendo las mismas, respetando la dramaturgia del autor en todo momento, pero, con gran inteligencia, del Arco utiliza recursos perfectamente integrados. Así, el movimiento cobra mucha importancia, complementando y acentuando con la interpretación gestual, la textual. Sorprende incluso la utilización de la voz cantada como recurso inesperado pero muy acertado.

Un montaje visualmente muy atractivo. Con una escenografía en apariencia sencilla pero muy eficaz, que nos transporta con un simple movimiento, a los diversos espacios que se representan. Destacable también el diseño de luces y proyecciones que complementan esa escenografía.

Pero no podemos dejar de hablar del elenco. 7 gigantes escénicos que se hacen cargo de cerca de 12 personajes con gran maestría, humor y rigor.

Israel Elejalde es Hamlet. Un príncipe que, atormentado por la idea de que su padre haya sido asesinado, decide fingir locura para descubrir la verdad. Si el simple hecho de montar esta obra conlleva unas expectativas, ni que decir tiene que interpretar el papel principal tiene aún más. Pero Elejalde nos deja boquiabiertos en nuestras butacas. No hay palabras que puedan hacer justicia al enorme trabajo que este chico realiza en las tablas. Con una fuerza desgarradora, una maravillosa presencia escénica y un sentido del humor punzante, nos muestra un Hamlet que no deja nada al azar y que no tiene nada de loco. Desde Citeyoco queremos destacar la capacidad de convertir un personaje tan complejo como éste en algo cercano y comprensible para todos los espectadores.

Ángela Cremonte es Ofelia. Enamorada de Hamlet, sabiéndose correspondida, es una mujer virtuosa que acaba perdiendo la razón tras la muerte de su padre. Elegante y dulce, enajenada y enfadada. Maravilloso el trabajo que hace en el escenario, original la forma en que representa su locura, aportando mucha fuerza al personaje. Sin duda un gran trabajo de dualidad con el que nos obliga a empatizar con ella.

Cristóbal Suárez es Laertes, hermano de Ofelia que buscará venganza por la muerte de su padre. Pero también es Rosencrantz, amigo de Hamlet que busca averiguar la causa del estado de su amigo. Dos personajes tan dispares que maravilla que los interprete la misma persona. Laertes es un caballero de honor, un hombre decidido. Rosencrantz es despreocupado y alegre, quiere cumplir lo que le han pedido pero no le preocupan las etiquetas. Dos personajes, dos códigos diferentes representados con gran maestría. Queremos destacar su manejo del florete, representando un fantástico duelo de esgrima en escena.

José Luis Martínez nos trae a un peripuesto Polonio. Un hombre que hará lo que esté en su mano para ganarse el favor de los reyes. Aunque no le gusta que su hija esté con Hamlet, aprovechará esa circunstancia para ganar puntos delante de los monarcas. Con una deliciosa verborrea, nos trae un personaje entrañable que calla más de lo que dice y expresa lo que cree más conveniente. Un gran trabajo interpretativo, sin duda.

Daniel Freire interpreta a Claudio, tío de Hamlet y nuevo rey de Dinamarca tras asesinar a su hermano. Un personaje manipulador y calculador capaz de lo peor para seguir en ese trono que ha usurpado. También es el rey Hamlet, apareciéndose en los sueños de su hijo y un actor argentino que interpretará la farsa que Hamlet le pide para desenmascarar a su tío. Fantástico manejo del texto y la interpretación, así como un control del castellano neutro, utilizando su verdadero acento (argentino) a voluntad y enmascarándolo cuando es necesario.

Jorge Kent es Horacio y es Guildenstern, dos amigos de Hamlet que no tienen nada que ver. Horacio aprecia a su amigo y se preocupa sinceramente por él. Guildenstern se preocupa por sí mismo y por cumplir el encargo de los reyes. Al igual que su compañero de escena, destacamos la fantástica dualidad corporal, vocal e interpretativa para traer a escena dos personajes tan diferentes.

Y Ana Wagener es Gertrudis, madre de Hamlet y reina de Dinamarca. Nos trae un personaje fuerte, que a pesar de lo que vive y de lo que sabe, lo único que quiere es seguir adelante, vivir y sentir. Una mujer de carácter que también nos muestra su lado maternal y dulce, preocupada por el estado de su hijo.

En definitiva, una apuesta arriesgada superada con creces, una joya como se ven pocas. Una oportunidad de disfrutar de este clásico de la forma más cercana.

 

Si quieres disfrutar de esta obra y otras muchas, vive una experiencia completa con el ClubyMás.

 

Datos de interés:

  • Lugar: El Pavón Teatro Kamikaze

  • Fechas: Hasta el 5 de Marzo

  • Venta de entradas: Web y taquilla

Anuncios