CRÍTICA: ‘Casi normales’, un musical sobre la “normalidad” de la vida

 

 

Después de triunfar y emocionar en Barcelona y en Gran Canaria, “Casi Normales”, el musical escrito por el creador de la conocida serie “Por 13 razones”, Brian Yorkey, llega a Madrid, al Teatro de La Latina.

Un musical rock que habla sobre la vida de una familia en la que un miembro padece trastorno bipolar y sobre cómo afecta al núcleo familiar.

Emotivo, sensible, una historia que nos remueve y consigue hacer que tengamos los sentimientos a flor de piel. Habiendo recibido 3 premios Tony y un Premio Pulitzer, aterriza ahora en Madrid para demostrar porqué los estadounidenses lo seleccionaron como uno de los 10 mejores espectáculos del año.

Tenemos que destacar la fantástica y resolutiva escenografía realizada por José Novoa , que junto con el diseño de iluminación de Mingo Albir y la banda a vista de público capitaneada magistralmente por Abel Garriga conforman una maravillosa composición visual y auditiva.

Luis Romero se pone al frente de este proyecto, para el que ha contado con un cartel fantástico de grandes profesionales del teatro musical. Sin duda, el mayor reclamo es la actriz Nina, quien interpreta el personaje de Diana, aunque en esta ocasión, pudimos ver a su alternante, y de ella hablaremos, puesto que solo podemos opinar de lo que hemos visto. No obstante sabemos que tenemos que volver para ver las dos caras de esa moneda.

 

Silvia Luchetti es Diana, madre de familia diagnosticada hace 16 años de trastorno bipolar. Se esfuerza por conseguir que su vida y la de su familia sea normal, pero le resulta muy difícil. Fuerte y decidida, con un gran registro vocal y una voz tan potente como el propio personaje. Sin duda, un maravilloso trabajo para encarnar a alguien que tiene tantos matices y contradicciones. Gran trabajo con una interpretación al detalle ¡Bravo!

 

Nando González es Dan, el marido de Diana. Lleva 16 años lidiando con lo que supone el trastorno de su mujer, tratando de normalizarlo de cara a los demás al tiempo que busca una solución. Con una voz absolutamente personal y fantástica, nos trae un personaje que se debate entre la debilidad y la fortaleza, con un gran trabajo actoral, sin duda.

 

Jana Gómez es Natalie, la hija pequeña del matrimonio. Ha luchado toda su vida por demostrar ser la hija perfecta a pesar de la situación que tiene en su casa. O quizá debido a ella. Ha aprendido a ser independiente y busca controlar en la medida de lo posible todo lo que rodea su vida. Con una deliciosa voz y una interpretación fabulosa que nos hace recordar su merecido premio a la actuación femenina destacada en la pasada décima edición de los Premios del Teatro Musical. ¡Enhorabuena!

 

Guido Balzaretti es Gabriel, hijo mayor del matrimonio. Casi podríamos decir que es tan bipolar como su madre, ya que podemos ver un punto sensible y dulce al tiempo que uno canalla y desafiante. Como ya nos tiene acostumbrados, demuestra una perfección vocal en un registro que no es nada sencillo. Y queremos destacar también el trabajo corporal y físico. Sin lugar a dudas, un personaje que ha conseguido hacer suyo por completo y que le va como anillo al dedo.

 

Roger Berruezo es el Dr Madden, un doctor que se cruza en la vida del matrimonio y que pondrá todos los medios de su parte para conseguir hacer todo lo posible por Diana. Es serio y tranquilo, pero tenemos que destacar el trabajo que el actor hace cuando en algunos momentos puntuales, el personaje es completamente opuesto. Opuesto interpretativamente hablando, pero también vocalmente. Un gran trabajo, no se puede decir otra cosa.

 

Y Fabio Arrante es Henry, compañero de clase de Natalie, es todo lo contrario a ella. Vive la vida sin pensar demasiado, improvisa y se divierte, y su mundo chocará con el de ella para cambiar el de ambos. Con una energía fresca y mucha verdad en su interpretación, viene pisando fuerte, y nos regala un personaje lleno de vitalidad. Nos ha encantado su voz cantada y esperamos de corazón poder ver su trabajo en muchos más proyectos venideros.

 

Un musical que no puede dejar indiferente, una calidad en todos los ámbitos que sencillamente hay que disfrutar. Únicamente estarán 7 semanas en Madrid, así que ¡no te lo pienses dos veces y corre a verlo!

 

 

Datos de interés

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios