ENTREVISTA: Alejandra Andrade « ‘En tierra hostil’ atrapa al espectador»

Alejandra Andrade, reportera de ‘En tierra hostil’ nos cuenta experiencias sobre este programa.


AlejandraAndrade (31) copia


¿Cómo surgió el proyecto de ‘En tierra hostil’?
Tras la emisión de ‘Encarcelados’ queríamos seguir trabajando en temas internacionales ligados a la actualidad y en la línea de reporterismo social a pie de calle que llevamos haciendo tantos años. El mismo equipo que diseñó ‘Encarcelados’, formateó ‘En tierra hostil’.

Teníamos claro que los españoles debían seguir siendo los protagonistas de las historias que íbamos a contar. Narcotráfico, yihadismo, esclavitud, inmigración… Detrás de estos titulares  que leemos cada día en los periódicos, hay ciudadanos españoles  que   están viviendo y  sufriendo muy de cerca estas realidades. Otro de los aspectos que queríamos destacar en el nuevo programa era la figura del productor de contenidos que fue clave en “Encarcelados” ¿Cómo conseguisteis meter las cámaras en las cárceles? Era la pregunta que se hacía todo el mundo después de la emisión de los reportajes. Pensamos que mostrar esta labor sería muy interesante ¿Cómo se consigue una entrevista con un sicario? ¿Cómo llegamos hasta una banda de secuestradores?. Con estos ingredientes empezamos a desarrollar el nuevo formato.

 

 

¿Qué van a poder ver los espectadores?
Doce reportajes periodísticos en países dónde es muy complicado meter una cámara y en los que informar se paga muchas veces con la vida. Cada capítulo podría ser el  guion de una película, con historias y protagonistas que no estamos acostumbrados a ver en televisión. Es un lujo  que una cadena nacional apueste por este tipo de periodismo en un prime time.

 

¿Qué diferencias has notado con la grabación de ‘Encarcelados’?
Pensé que después de ‘Encarcelados’ cualquier programa sería pan comido. Pero no. Muchísima más complicada la grabación de ‘En tierra hostil’. En las cárceles lo difícil era conseguir los permisos, pero una vez dentro Jacobo y Armando, los operadores de cámara,   empezaban  a grabar y hasta que los funcionarios o los presos decían basta no parábamos. En la nueva serie estamos en la calle, a pelo,  y en lugares muy peligrosos. Aunque  Jalis y yo estamos muy acostumbrados a trabajar en  las calles y los barrios en España, en otros países es muy diferente. No manejas sus códigos y allí no se andan con tonterías. El tiempo también corre en nuestra contra porque tienes que intentar conseguir el mejor material en el menor tiempo posible, somos conscientes de  que estamos grabando en lugares donde los equipos de televisión no son bien recibidos.

Para esto ha sido fundamental la labor de los productores de contenidos. En mi equipo, Marcela Morales,  una profesional con muchísima experiencia en terreno, sobre todo en América latina. Ella minimiza siempre los riesgos y sabe lo que hay que hacer perfectamente en los momentos delicados. Además de conseguir el contenido de los reportajes es la persona que garantiza la seguridad del equipo en las grabaciones.

ETH_Mexico copia

Personalmente ¿qué ha sido más duro, ‘En tierra hostil’ o ‘Encarcelados’?
‘En tierra hostil’. Hemos hecho entrevistas  que a mí me han dejado muy tocada. No es fácil hablar con tipos que te cuentan con total naturalidad que su trabajo es matar y que si hay que cortar cabezas o descuartizar cuerpos pues lo hacen.  Familias enteras asesinadas por los narcos, chavales que empuñan armas y asesinan por unos dólares, niñas en sillas de ruedas víctimas de las “balas perdidas”. Hemos convivido con personas destrozadas por la violencia y escuchado testimonios muy duros que son difíciles de asimilar. Lo peor de la experiencia no son los momentos de tensión, los nervios que pasas cuándo estas grabando en sitios conflictivos se pasan en cuánto  llegas al hotel o aterrizas en España. Eso se olvida. Lo que es imposible olvidar es a las personas que comparten contigo su drama y su dolor. Nuestro curro es contar o denunciar esas realidades pero en la mayoría de los casos somos conscientes de que nada va a cambiar, es una sensación de mucha impotencia.

 

 

¿Qué es lo más positivo que has sacado de tu experiencia en este programa?
Aunque suene a topicazo después de ‘Encarcelados’ y ‘En tierra hostil’ valoro muchísimo más todo lo que tengo. Me complico menos la vida e intento transmitir a mis hijos la suerte que tienen de haber nacido en la cara buena del mundo.

 

¿Podrías definir brevemente tus experiencias en Caracas, México (Monterrey,Tijuana y Apatzingan), Colombia y Brasil?
Colombia fue mi primera grabación y costó muchísimo la producción. Marcela Morales estuvo durante meses contactando  con miembros de la banda criminal más importante del país. Queríamos contar cómo se organizan estos grupos criminales que manejan el negocio del narcotráfico  en el país líder en producción de cocaína.

Venezuela ha sido el reportaje más complicado. Por un lado, los españoles tenían mucho miedo a hablar ante la cámara de la situación que están sufriendo. Y por otro lado la inseguridad es tan bestia en la ciudad que prácticamente no podíamos sacar la cámara en la calle. La paranoia era tal entre los españoles que nos la transmitieron a nosotros. Brasil, es  de mis reportajes favoritos.  Increíble ver a niños pijos de Madrid viviendo en favelas rodeados de narcos.  Son  una minoría de los españoles que viven en Río de  Janeiro, pero los hay. El resto son chicos y chicas con carrera universitaria que no encuentran trabajo en España y han decido irse a Brasil a probar suerte y  han acabado trabajando sin contrato y  viviendo en favelas. Allí los llaman “los nuevos ilegales”. En México, cuando entramos en Apatzingan, la localidad dónde nos íbamos a alojar, el termómetro marcaba 45 grados. La carretera estaba desierta y llena de trincheras con civiles  armados hasta los dientes. Era impresionante ver a mujeres con sus vaqueros ajustados, camisetas de colores chillones, el bolso colgado en un hombro y un fusil AK47 en el otro. El objetivo del reportaje era conocer el fenómeno de los “autodefensas”, un pueblo entero que, ante la ineficacia del estado mexicano, se ha levantado en armas contra los narcos.

 

¿Qué tiene este programa para cautivar a la audiencia?
Son temas que interesan a todo el mundo, están de plena actualidad y aunque parezcan  muy lejanos nos afectan directamente. Además el estilo narrativo de los reportajes atrapa al espectador.

Anuncios