ENTREVISTA: Javier Gutiérrez «Nos han desposeído de muchas cosas y tenemos que luchar para recuperarlas» (Exclusiva)

Tras el tronco de un olivo milenario cobra vida una historia de mor y realidad en forma de cuento. “El olivo” es la nueva película de Icíar Bollaín con guión de Paul Laverty, una obra llena de metáforas y belleza. Anna Castillo, Javier Gutiérrez y Pep Ambrós son la combinación perfecta de tres generaciones que vivieron una dura situación real en España de manera diferente. Alma (Anna Castillo), la protagonista de la película, inicia un viaje para recuperar un olivo que fue arrancado de las manos de su abuelo, un viaje movido por el amor y rabia.

Por Laura Auzmendi


410453.jpg-r_1920_1080-f_jpg-q_x-xxyxx


 

Javier Gutiérrez encarna a Alcachofa, apodo que recibe el tío de Alma. Un nuevo gran trabajo del actor.

 

 

1. ¿Cómo es  Alcachofa, tu personaje en El olivo?

Javier Gutiérrez : Alcachofa, por desgracia, es una víctima de la crisis como muchas personas de este país y de Europa, porque él es español pero podría ser italiano, portugués o griego… . Es un tipo que durante un tiempo vivió por encima de sus posibilidades por este sistema injusto y macabro que ha engañado a tantos ciudadanos. El personaje de Alcachofa tenía una pequeña empresa y de buenas a primeras todo eso se desvaneció,  se fue abajo. Creo que esta muy bien tratado en la película este personaje, es muy buen personaje. Ya desde el guión me pareció muy reconocible, quien no tiene un Alcachofa en su familia o un vecino o amigo; Dar voz a un personaje frustrado con tal indignación me parecía muy interesante.

 

2. Te sientes identificado en algún aspecto con tu personaje?

Me he sentido identificado como ciudadano, pero supongo que tú  también. Es encender la radio o la televisión,  ver las noticias y notar que muchos de los que nos han dicho que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades son los que no se ponen de acuerdo a la hora de gobernar un país.  Algunos de ellos incluso se llevan el dinero fuera del país cuando nos exigen a los contribuyentes que nos apretemos el cinturón.   En ese sentido dan muchas ganas de ponerse en la piel de Alcachofa, coger un martillo (como hace él en la película)  y liarse a martillazos, no contra nadie en particular, pero sí para tirar abajo muros que hacen imposible el entendimiento y el diálogo y que los dirigentes nos vean como ciudadanos, como iguales.

 

3. ¿Cómo llegaste a El Olivo?

JG: Me lo ofrecieron, supongo que buscaban un actor que combinase el drama y la comedia. Yo soy un actor que durante mucho tiempo ha hecho comedia y en mis últimos trabajos he hecho drama y habrían visto que hacer este papel era una buena oportunidad para mi. Me enamoró el guión y la posibilidad de trabajar con Icíar Bollaín me parecía algo muy interesante e importante, yo sigo la carrera de Iciar  desde que comenzó,  he visto todas sus películas y me parece una directora de lo mejor que tenemos en este país.  Tiene muchísima sensibilidad, cuenta unas historias de las  que a mi me interesa absolutamente todo: su universo, cómo las cuenta… .Me pareció una muy buena oportunidad.

 

414047.jpg-r_1920_1080-f_jpg-q_x-xxyxx

“Nos han desposeído de muchas cosas y tenemos que luchar para recuperarlas”

 

4. ¿Crees que esta película  despertará conciencias?

JG: Ojalá,  a mi me las despierta. Recuerdo que la primera vez que vi la película salí pensando que es necesaria porque  te hace reflexionar y ver la posibilidad de que cada uno ponga su granito de arena para construir un mundo mejor. De esto habla la película,  de dejar atrás las mentiras y los errores que hayamos cometido cada uno y en lugar de restar, sumemos.

 

5. ¿ Cómo te han influido los objetivos que tenía Iciar Bollaín  con esta película?

JG: Es una película poblada de personajes perdedores y han perdido por algo, por errores en los que nos han embarcado y, como al árbol de sus raíces,  a nosotros también nos han desposeído de muchas cosas, nos han arrancado muchas cosas de cuajo sin comerlo ni beberlo.

 

411391.jpg-r_1920_1080-f_jpg-q_x-xxyxx

 

6.¿Cómo fue el rodaje?

JG: Hicimos mucha piña, además yo creo que para esta película  es muy necesario que se goce de buenos compañeros de viaje para luego transmitir eso en la pantalla. Hubo muy buen “feeling” y nos entendimos muy bien, a pesar de que somos de tres generaciones diferentes y yo creo que cada uno adoptó incluso el rol de su personaje en la vida . Ha sido en ese sentido una película muy placentera, muy bonita de hacer y que da mucho gusto defenderla. No siempre haces trabajos de los que te sientes orgulloso, porque no ha sido una experiencia agradable o por muchas cosas, pero esta es una película sobre la que da mucho gusto hablar.

 

7.  ¿Hay alguna cosa en esta película  que para ti haya supuesto un reto?

JG : Todas las películas son un reto, aquí se nos examina constantemente, no eres mejor o peor actor por una película que has hecho hace tres años, eres buen o mal actor por la película que el espectador va a ver , es cruel pero es así, se nos juzga por lo último que hemos hecho.  Siempre está ese ojo examinador del espectador y , por otro lado,  aquí había una dificultad de mi personaje que era combinar el drama con la comedia, algo que me parecía muy difícil, yo se lo transmitía a Iciar y ella me decía “no te preocupes porque si lo hacemos de verdad el espectador se lo va a creer”.

 

8. ¿Cuál dirías que ha sido “el olivo” de tu vida?

JG: A mi nunca me han arrancado así algo… yo lo más valioso que tengo es la gente a la que quiero, mi familia y mis amigos, no he tenido ninguna pérdida hasta ahora a ese nivel que haya tenido que recuperar.  Las mayores pérdidas son las muertes y eso es algo que no se recupera.Además la gente que quieres de alguna manera siempre vive en ti. Pero lo que sí me preocupa es que nos han desposeído de muchas cosas y tenemos que luchar para recuperarlas. Hay un trasfondo político y social en la película, hay un cambio generacional, el personaje de Alma es una chica joven que podría ser una pobladora de las asambleas del 15M que han irrumpido con tanta fuerza. Gracias a ellos, a la gente joven, ha habido un empuje fuerte para intentar cambiar la política de este país y lo estamos consiguiendo. Ese olivo también son nuestros derechos, nos han arrancado muchas cosas que tenemos que recuperar  y estamos en el camino.

 

Esta película,  impregnada de la esencia de Icíar Bollaín,  no va a dejar indiferente a nadie. Si no, pasen y vean. En los mejores cines desde el 6 de Mayo.

 

 

380556.jpg-r_1920_1080-f_jpg-q_x-xxyxx

Anuncios