ENTREVISTA: Víctor Lemes “La autenticidad es la clave”

El telón no ha subido todavía, una silla y un micrófono presiden el escenario del teatro Nuevo Apolo, el espectáculo “Mi lucha” de Antonia San Juan va a comenzar y, de pronto,  aparece un chico con su guitarra, su voz y su ingenio para cautivar a un teatro prácticamente lleno. Así, muchos/as descubrimos  hace algunos meses al cantautor canario Víctor Lemes, un artista con quince años de carrera profesional a sus espaldas. Canciones como  “Análisis estructural de una canción comercial” o “Mi novia está rara” forman parte de un repertorio que combina la crítica y la ironía con el carácter poético propio de un cantautor.

Antonia San Juan volvió a contar con él para la composición de sus recientes “hits” que han triunfado en internet: “Hater Hater” y “Falaz Navidad”. Víctor Lemes no para, el trabajo constante conlleva oportunidad,  en uno de esos momentos fugaces entre concierto y concierto nos ha respondido a esta entrevista.

 


14355004_1293953290623333_2934529299667277196_n.png


 

  1. ¿Cómo han sido estos quince años de carrera profesional? ¿Ha cambiado tu manera de hacer música?

Radicalmente, si escuchan mis primeras canciones no pensarían que aquel es el Víctor de hoy. Eran todas lentas, profundas, de amor sufrido hasta que me empecé a aburrir haciéndolas, me parecían impostadas, como si fuera un patrón a seguir simplemente por mi etiqueta de cantautor, pero no terminaba de reconocerme en ellas. Ahora soy más yo en mis canciones, más como soy en la vida real, siempre haciendo bromas, jugando con las palabras, irónico, protestón. No es que a día de hoy no haga canciones lentas de amor, sí que las hago, y me encantan, y siempre entra alguna en mis actuaciones, pero no son las que prevalecen. También soy espectador y un concierto plano, lineal y monotemático me termina cansando por muy bueno que sea el autor. Necesito dinamismo como espectador y por eso intento llevarlo a mis conciertos. Y así es como empezaron a funcionar las canciones entre el público, cuando las empecé a hacer yo, no aquel que la etiqueta de cantautor me imponía ser. Al final creo que la autenticidad es la clave.

 

  1. Fernando Lucini escribió en su blog que tu música supone la “recuperación de la “canción satírica” y mucho más” pero Víctor Lemes ¿Cómo definiría su música?

Ese artículo de Lucini, todo un expero en la materia, me pareció un honor. Que alguien con una base de datos como la suya optara por destacarme fue maravillloso, y conocerle posteriormente en persona también. La recuperación de la canción satírica me gustó como concepto, porque es cierto que uso la sátira, el sarcasmo y la crítica y el humor ácido, pero no sé hasta qué punto soy el que la recupera, creo que nunca se perdió del todo, hay una escuela de artistas satíricos que siempre ha estado ahí pero no han sido tan conocidos como lo más comercial. Por ejemplo, para mí, Javier Krahe nunca pasó ni pasará de moda, y ha sido una gran referencia para mí, hasta pude ser su telonero. Leo Masliah me parece otro genio de la sátira y tantos más que me hicieron ver que había otra forma de decir las cosas.

 

La autenticidad es la clave”

  1. ¿Qué ha supuesto para ti ser talonero de Antonia San Juan en “Mi lucha” y los dos hits que han trastornado las redes sociales?

Una oportunidad de oro. Antonia me conoció en la Chistera de Manolo Vieira donde yo estaba de artista invitado esa noche. Fue de público y al final se me acercó y me dijo que le había encantado mi humor y mi manejo de la ironía. Más tarde volvió a ponerse en contacto conmigo para reunirnos, ya que ella tenía en mente desde hacía tiempo varias ideas de canciones pero que no terminaba de materializar, así que me encargó que compusiera para ella, no sólo sobre las ideas que ella tenía en mente sino si se me ocurría algo a mí para que lo cantase ella. Y de ahí surgió su “¿quieres abrir mi espectáculo cada domingo en Madrid?” y claro, volando (nunca mejor dicho) que fui por todo lo que supone a nivel profesional y promocional. Y sobre todo lo que se aprende viendo a una máquina de la interpretación en un teatro. Todo ha sido aportación positiva.

En cuanto a los videoclips, la idea de Hater Hater fue suya, aunque ella ni sabía lo que significaba la palabra “Hater” jajaja, simplemente un día me llamó y me dijo que se le había ocurrido una idea para canción que hablara sobre alguien que está todo el día criticando y metiéndose con la gente en las redes sociales y que es una amargada. Le dije: “Una hater no?” y me dijo: “Una qué?”. Entonces se lo expliqué y esa misma tarde me puse manos a la obra a componer la letra y la música (yo también tengo Haters y por tanto me vino la musa). A los dos días le mandé la canción y me llamó corriendo y me dijo: “Tenemos que hacer un videoclip con esto ya!”. Dcho y hecho, ¿el resultado? pues más o menos lo esperado, la gente iba a ver una faceta desconocida de ella, la de cantante satírica, y encima el tema ayudaba a la difusión viral, tanto que la llegaron a definir como el himno de las redes sociales. Y el otro videoclip también fue idea de ella. En pleno Boom de Hater me llamó y me dijo que si podía componer algo sobre las situaciones que se respiran en las cenas de Navidad y de ahí salió Falaz Navidad que funcionó tambien bastante bien por las fechas navideñas, solo que esa es una canción más coyuntural, sobre una época en concreto, de ahí que no se difunda tanto, solo en esas fechas señaladas.

 

15337590_1394293627255965_1118299155096465192_n

 

  1. Tus letras hablan abiertamente y con ironía de muchas cuestiones actuales ¿ Has tenido algún problema por no ser políticamente correcto en alguna ocasión?

Bastantes, hay ayuntamientos que ya no me llaman. También he tenido casos de que me proponen para actuar pero cuando el político encargado profundiza algo en mi repertorio, sospechosamente me notifican que al final no puedo ir. Por no hablar de intentos de denuncias o boicots por la temática de alguna canción, hay mucho Hater sin humor suelto. De todas formas siempre he pensado que la forma en la que te tomas el humor es lo que te define, y claro, la selección natural hace el resto, y esa gente va desapareciendo afortunadamente de mis conciertos porque ya no les gusto o les he decepcionado etc. Al final se quedan, como en todo, los que sí aceptan y valoran mi forma de cantarle a las cosas. Por suerte son más las alegrías que los problemas, así que no me puedo quejar, y si me quejo lo hago cantando.

 

  1. ¿Hay algún tema sobre el que nunca escribirás?

No lo sé. Con el tiempo me he dado cuenta de que he hecho canciones sobre lo que jamás habría imaginado que hablaría. ¿Quién me iba a decir a mí que iba a hacer una canción sobre la Candidiasis? Pues la hice. Así que no puedo escupir para arriba, porque todo es coyuntural. Pero obviamente sí que tengo mis límites humanos; no haré nunca una canción cómica sobre la mortalidad infantil por ejemplo. Pero sí se puede cantar sobre eso de forma dramática y a modo de concienciación social, así que al fin y al cabo creo que todo puede ser cantable, dependiendo del enfoque que se le de.

 

“Hay mucho Hater sin humor suelto”

  1. ¿Qué es el humor para ti? ¿Crees que es un medio o un fin?

Para mí es un modo de ver la vida, dentro y fuera del escenario. Incluso de mis episodios más traumáticos he podido sacar humor. Es como un filtro porque el que creo que deberían pasar muchas cosas serias. Hay ahora mismo una dictadura de lo políticamente correcto que no me gusta y me asusta, parece que hay que medirlo todo para no ofender a ciertos sectores. Si dices A te saldrá el sector de la E diciendo que has ofendido sus sentimientos. Y mucha gente se autocensura por miedo al qué dirán, pero yo pienso que si dejo de hacer algo, un chiste, una canción irónica… por el miedo a que alguien se lo tome mal, pues no haría nada, porque siempre, siempre, siempre saltará alguien, es ley de vida. ¿Si haces algo que ofenda a alguien? Te atacarán por ofensivo. ¿Si no ofendes sino que haces humor blanco? Pues te atacarán por no mojarte. Así que teniendo en cuenta que siempre habrá reacciones, buenas y malas, yo elijo la opción de no dejar de hacer.

 

  1. ¿Qué lugar ocupa un cantautor en la sociedad actual?

Necesaria, sobre todo la del cantautor que no habla todo el rato de sí mismo y sus desamores, sino de problemas sociales, lo enfoque con el tono que lo enfoque, con humor, con drama o como sea, pero yo crecí escuchándolos, a muchísimos, y de todo tipo, y creo que deja huella escuchar tantos puntos de vista, tantos estilos de vida, tantas percepciones de la sociedad. A mí me hizo ver la vida desde otra perspectiva, me abrió miras y prismas, me dio espíritu crítico, me enseñó a ver más allá de lo que nos enseñan… Creo que es una labor y una responsabilidad para con los receptores, aunque en mi caso ya no lo considero ni siquiera responsabilidad, porque coincide con que además es mi pasión, mi catarsis y mi desahogo.

 

  1. ¿Hay alguna locura que te gustaría hacer como artista pero todavía no haya llegado el momento?

¿Locura? Actuar en una película. Y ya más afín a lo mío, pues algo que no es una locura sino una ilusión, que sería cantar con Joaquín Sabina.

 

  1. ¿Hay nuevo disco a la vista? ¿Nuevos proyectos que se puedan contar?

No hay disco a la vista pero sí proyectos, otro videoclip de una canción que he hecho para Antonia San Juan, estoy escribiendo también una obra de teatro que me ha encargado la actriz Carla Hidalgo, ahora a finales de abril se estrena también otra obra de microteatro que he escrito que se llama “La Pro-Sesión va por dentro”, sigo con mi programa de radio cada dos miércoles que se llama Cadáver Exquisito… siempre hay actividad, y si no la busco

 

  1. Dinos una pregunta que siempre quieres que te hagan pero nunca te la hacen.

¿A qué huelen las nubes? Tengo la respuesta pero nunca me lo preguntan jajaja.

 

  1. ¿Cuáles son tus próximos conciertos?

Confirmados el 20 de Abril en la Sala Chistera (Las Palmas) 19 de Mayo el Pelícano (Cádiz) y 28 de Mayo Libertad 8 (Madrid)

 

Víctor Lemes es auténtico, creador polivalente, que se define por su humor y por su música. Ahora llegarán más nuevos proyectos y, para la próxima entrevista, guardo una pregunta con muchas ganas de escuchar la respuesta.

Anuncios