CRÍTICA: ‘Tristana’, luchando por su libertad

cartelTristana.jpg

 

En el ecuador de la 40 Edición del Festival de teatro de Badajoz, despunta “Tristana” una obra de Benito Pérez Galdós adaptada por Eduardo Galán que nos presenta la lucha de una mujer (Olivia Molina) por ser independiente en el siglo XIX. Una lucha que no cesa a pesar de los años.

 

El amor por la libertad ha sido un deseo constante en el ser humano. Anhelar volar más allá de los límites impuestos se convierte en el objetivo de este particular personaje, que ya desde el siglo XIX nos definía Benito Pérez Galdós con total claridad y ahora, de la mano de Eduardo Galán en su versión y de Alberto Castrillo-Ferrer en la dirección, nos acercan de nuevo a una necesidad inherente: La independencia de la mujer.

Tristana (Olivia Molina) presenta la necesidad de avanzar, de desarrollarse y ser libre en un mundo dominado por los hombres. La obra presenta una explosión de las protagonistas femeninas que claman por la independencia de la mujer, inmersas en una sociedad encorsetada dentro de unas normas morales y sociales, bajo las cuales resulta difícil crecer o desarrollarse. Tristana, la protagonista, se verá inmersa en un triángulo amoroso fruto de su lucha y su  pasión por la vida.

La obra está encabezada por Olivia Molina, que aparece sobre las tablas invadiéndolas de gran energía y sentido del ritmo. A su lado Diana Palazón que interpreta a Saturna, un maravilloso personaje, es la criada de Don Lope (Pere Ponce) y quizás el único personaje apegado a la realidad de ese momento.  Pere Ponce interpreta a Don Lope un personaje que muestra una gran curva dramática en el desarrollo de la obra, desarrollado por Pere con gran maestría y realismo, su personaje se verá inmerso en un triángulo amoroso enfrentado a Horacio ( Alejandro  Arestegui), que simboliza los sueños utópicos y la juventud. El elenco de actores que interpreta esta obra marca el pulso de la acción de forma sincronizada. Consiguen que el espectador se vaya sintiendo poco a poco atrapado por la trama, y ansiando la independencia de todos sus personajes.

Tristana presenta una adaptación impecable de la novela de 1892, de la mano de Eduardo Galán, con la colaboración de Sandra García, desarrollan cuatro personajes de gran profundidad y realismo en una ciudad como Madrid en el s XIX. La dirección a cargo de Alberto Castrillo-Ferrer parece orquestada con gran mesura y determinación, que resulta de gran calidad y coordinación entre iluminación, escenografía y los actores. Los recursos escénicos empleados le dan a Tristana una maravillosa puesta en escena (de la mano de Mónica Boromello en la escenografía, Nicolás Fischtel en la iluminación y vestuario de Cristina Martínez) y regalan al espectador una versión de la novela inmejorable.

Si aún quieres saber más sobre Tristana, te animamos a que asistas los próximos días a sus representaciones:

 

Noviembre

Viernes 3 : Aranda de Duero, Espacio Escénico Cultural Caja de Burgos
Sábado 4: Alpedrete, Centro Cultural
Viernes 10: Plasencia, Teatro Alkázar
Sábado 11: San Martin de Valdeiglesias, Teatro Municipal
Domingo 12: Murcia, Teatro Romea
Viernes 17: Collado Villalba, Teatro Casa de Cultura
Sábado 18: Colmenar Viejo, Auditorio Villa
Sábado 25: Santurzi, Serantes Kultur Aretoa (Festival de teatro)

 

Diciembre

Viernes 1 : Cieza, Teatro Capitol
Sábado 16: Granada – Teatro Isabel La Católica
Domingo 17: Granada – Teatro Isabel La Católica
Jueves 21: Palencia Teatro Principal

Anuncios