CRÍTICA: ‘La Torre’, esperando en el descampado un brote de hierba

cartelLaTorre.jpg

 

 

Finalizamos nuestro seguimiento a la 40 Edición del Festival de Teatro de Badajoz, con la obra “La torre” de la compañía extremeña Aran Dramática. Escrita por Eugenio Amaya y dirigida por Jorge Moraga, nos invita a conocer las miserias y necesidades más básicas del ser humano. ¿Qué hacer cuando todo está perdido? Esperar a que venga el del banco.

 

Tras la burbuja inmobiliaria, solo unos pocos han considerado la opción de invertir en inmuebles el poco capital que tienen. En “La torre” nos adentramos en esa realidad presente en nuestros días: Compra de suelo urbanizable. Y es que la crisis parece no acabarse nunca; siempre que se presenten personas valientes capaces de poner en juego su vida, su futuro y su dignidad por una inversión: Una Torre.

“La torre” es una obra mordaz, que presenta dos personajes: Márquez y Pérez intentando dar el último pelotazo de la historia en el mundo inmobiliario. Están dispuestos a defender con uñas y dientes lo que es suyo, aunque eso suponga esperar durante horas en medio de ninguna parte.

Jorge Moraga se encuentra frente a su primera dirección de este formato teatral. Presenta un montaje orgánico y de gran frescura. En él, dos personajes a la espera de un tercero que será su salvación: El banquero. Contiene cierto paralelismo con la obra “Esperando a Godot” de Samuel Beckett. Sin embargo, su planteamiento es mucho más real y para nada absurdo.

Sobre las tablas dos grandes actores Quino Díez (Márquez) y Cándido Gómez (Pérez) encarnan a estos personajes y su desgarradora suerte. Guardan entre sí una relación que se mueve entre el afecto y el odio. Así mismo, ellos también representan una dualidad, las dos caras de esta realidad. Por un lado Quino Díez (Candidato a los premios Max 2015 como mejor actor de reparto) se presenta como un inversor seguro de sí mismo con muchas agallas, y Cándido Gómez como un ciudadano que invierte sin mucho conocimiento su nueva herencia. Sin embargo ambos personajes tienen algo en común: ya no tienen nada más que perder.

Aran Dramática es una compañía extremeña que se fundó en 1990. Desde entonces ha representado multitud de obras de gran calidad y en varios puntos geográficos de nuestro país cada vez con más renombre. Desde Citeyoco os animamos a que la conozcáis, estará los próximos días presentando “La torre” en Arroyo de San Servan, (17 Noviembre) y Casas de la Reina (6 Diciembre) en Badajoz.

Anuncios