CIRCO: ‘El circo de hielo’, estreno absoluto en Madrid

De los productores de Navidad Circo Price

 


El Circo de hielo - cartel.jpg


 

Productores de Sonrisas, creadores los últimos ocho años del espectáculo de Navidad Circo Price, presentan esta Navidad una ambiciosa producción que por primera vez se instalará en el Escenario Puerta del Ángel, bajo una gran carpa blanca. El estreno de El Circo de Hielo será el próximo 24 de noviembre y estará en la ciudad de Madrid hasta el 15 de enero. Una Navidad más, la magia de los espectáculos de Productores de Sonrisas acompañará a grandes y a pequeños durante estas fechas tan señaladas.

Con este espectáculo, Productores de Sonrisas buscan como siempre el más difícil todavía, que sin duda es sorprender al público, cada día más exigente. Por ello pone en marcha el que se puede decir es su proyecto más ambicioso y arriesgado hasta ahora, y transforma la pista del circo en una increíble pista de patinaje bajo su gran carpa blanca.

Un escenario donde en esta ocasión el galardonado con un Premio Nacional de Circo, Suso Silva, será el encargado de dirigir a un casting de artistas llegados de las mejores escuelas de circo de todo el mundo. Más de 30 artistas y una impecable puesta en escena en una atmósfera creada para la ocasión, serán los encargados de poner el alma y la magia estas navidades en El Circo de Hielo.

Pero como sorprender es parte del espectáculo, en El Circo de Hielo la experiencia va más allá y todos los espectadores que lo deseen podrán patinar y convertirse en un artista por un día en la increíble pista de hielo situada en el exterior de la carpa.

 

 

 

ACERCA DEL ESPECTÁCULO

¿Se creerían si les cuento que existe un maravilloso bosque, un jardín perdido de esculturas de hielo? ¿Se creerían que existe un escultor que talla de mil y una formas diferentes, capaz de realizar las más increíbles y alucinantes obras de arte sobre esa agua congelada? Le llaman el jardinero de hielo y sobre él y su jardín se cuenta una leyenda:

Los viejos del pueblo cuentan que mientras estaba terminando su obra magna, una parejita de jóvenes muchachos rompió desafortunadamente la preciada obra. El escultor lanzó su endiablada cólera y creó un hechizo que dejó congelado y petrificado bajo una espesa capa de hielo todo aquello que le rodeaba. El corazón de nuestro protagonista quedó también endurecido perdiendo toda la calidez  y amor de antaño.

Cuentan los sabios, que cada 100 años el hechizo vuelve a romperse, todas las figuras vuelven a la vida por un corto espacio de tiempo. Que el gran reloj vuelve a martillear y sus manecillas se ponen en movimiento una vez más. Que la vida vuelve a inundar este mágico jardín de hielo. ¿Será  alguien capaz de romper el hechizo y liberar las almas atrapadas bajo el frio intenso? Quizá la magia en este cuento nos la traiga una pequeña  patinadora convirtiendo el frío corazón del escultor en un latido cálido y continuo.

 

 

 

 

DATOS DE INTERÉS

 

 

 

Anuncios