CLASE: El Teatro de la Zarzuela ofrece una clase magistral por la soprano Isabel Rey

image001.jpg

 

Con un repertorio de más de 70 óperas desde Monteverdi a Stravinsky, es asidua colaboradora del Festival de Salzburgo y reclamo seguro de las más importantes casas de ópera del mundo

El Teatro de la Zarzuela, como parte de su proyecto didáctico, ofrecerá el próximo lunes, 16 de octubre, desde las 16h30 hasta las 21h30, una clase magistral abierta al público impartida por la soprano Isabel Rey. El acceso será libre de forma ininterrumpida a lo largo del mencionado horario, y no será necesario adquirir entrada.

Esta es la única clase abierta que impartirá el cantante, que desde el día 9 de octubre ha venido realizando otras siete clases para los jóvenes intérpretes que han deseado participar en esta actividad del referido proyecto del Teatro.

Desde que una jovencísima y desconocida Isabel Rey emocionó profundamente en 1988 a la mismísima Montserrat Caballé y al numeroso público que asistía a las clases magistrales que esta impartía, la carrera de la soprano valenciana no ha hecho más que brillar allá por donde la música la ha ido llevando.

Lo que liberó las lágrimas aquella noche mágica fue la poesía de las notas de ‘Ah, non credea mirarti’ de La Sonnambula de Bellini. Precisamente el rol que en los años siguientes llegó a convertirse en seña de identidad de esta intérprete especialmente sensible. A partir de ahí, Isabel Rey ha construido con precisión arquitectónica un repertorio de una anchura tal, que vuela de la magia de Monteverdi a la de Stravinsky, y que abarca más de 70 óperas diferentes.

Su exquisita técnica vocal y su refinada delicadeza interpretativa la ha valido el unánime reconocimiento internacional, y la ha llevado a colaborar asiduamente con el Festival de Salzburgo, y a ser uno de los reclamos habituales de las más importantes casas de ópera como Viena, Múnich, Hamburgo, Berlín, Zúrich, Londres, Madrid, Barcelona, Valencia, París, Los Ángeles, Washington, Nueva York, Bruselas, Moscú, Tokio, Roma, Venecia o Ámsterdam.

Anuncios